Seguidores

martes, 23 de octubre de 2012

Disfrutar corriendo

Esta semana ha vuelto a ser tranquila, con solo dos entrenos como la semana pasada. Pero a pesar de eso, me siento bien y tranquilo. Creo que por primera vez, puedo decir que disfruto de salir a correr. Y que lo hago cuando realmente me apetece.
La milla urbana de Agüimes, creo que marco un antes y un después. Desde entonces, he salido a correr cuando me lo pide el cuerpo. En la milla de Agüimes, por primera vez desde que compito, me vi tras pocos metros de la salida, en la última posición. Ibamos a un ritmo rápido, y por primera vez me veía que iba a quedar el último. Al final conseguí remontar algunas posiciones. Pero durante la carrera, me venían a la mente frases y/o preguntas... "lo importante es participar", "a pesar de que estás en las últimas posiciones, vas a un ritmo rápido", "corro por disfrute propio??"... Pues sí, muchas veces decimos que uno corre por disfrute, pero cuando uno va el último, no mola tanto. Con el paso de los minutos, mis pensamientos fueron cambiando y al final me di cuenta, que aunque quedase el último iba a batir me mejor marca personal. Por lo que me podía dar con un canto en los dientes. Creo que detrás mío quedaron 3 o 4 corredores. Nunca había experimentado el ir tan atrás. Y eso me hizo reflexionar. Cuando uno dice que disfruta del correr, lo ha de llevar a cabo en todos los sentidos. Sin que te importe la marca que hagas, sin que te importe ir el último y sin caer en el bucle en el que muchas veces caemos por querer superar nuestra anterior MMP. 
A veces acaba siendo una obsesión, el querer prepararse una carrera, con un plan de entrenamiendo, exigiendonos más y más, y rebasando nuestros límites. Pues bien, yo estoy en plan rebelde!! No quiero volverme un esclavo de un plan de entrenamiento, no quiero que mi vida gire entorno a un plan de entrenamiento. Ante todo quiero disfrutar de salir a correr, sin que se convierta en una obligación. Parece que vaya anestesiado, como si me hubiese tomado alguna pastilla de Melasuda. Ni siquiera se cual será la próxima carrera que voy a hacer. Es como si fuese un momento de incertidumbre, y le estoy pillando el gusto a esa incertidumbre, así que vamos a disfrutar del momento!
Parece que últimamente he encontrado la fórmula que combina "salir a correr", "que no me duelan las tibias" y un poco de diversión. Estas dos últimas semanas he hecho dos entrenos en cada una. Como corro cuando me lo pide el cuerpo o también cuando tengo la posibilidad de hacerlo, cojo los entrenos con más ganas. 
Esta semana pasada, el primer día volví a hacer 12 kms. Esa distancia creo que ya la tengo controlada, y he visto que he ido mejorando los ritmos cada vez. Salí con hambre de kms, e hice buenos ritmos. Esta vez, fueron unos cuantos kms que estuvieron por debajo de 5. 
El segundo día de entreno, fue al día siguiente. Esta vez me apetecía experimentar lo de salir dos días seguidos a entrenar. Quería aumentar la distancia, hice 14 kms. Sufrí un poquillo. Pues hacía tiempo que no enlazaba dos días seguidos de entreno. Y mis piernas se han resentido un poco. De hecho me duele un poco el empeine del pie derecho. 
Ahora estoy escuchando mi cuerpo. El es el que manda. Si quiere correr, lo saco a correr. Y a la vez, voy experimentando de forma distinta. Quería haber participado en la milla urbana de Vecindario. Pero hacía 5 días que no salía a entrenar, y darle esa caña a mis piernas, ahora que las voy controlando, no era una buena idea. Pero tengo intención de meter algun entreno distinto. Como bien me habéis aconsejado a veces, no solo hay que hacer distancia. Igual algún día saldré a hacer un cochinero de 5 kms, o unas series. 
En fin, que disfruto de correr más que nunca. Parece que hoy me he levantado con la vena filosófica...

domingo, 14 de octubre de 2012

Semana tranquila



Esta semana no he hecho los deberes. Bueno, los he hecho a medias. Se me han ido pasando los días, y no he entrenado lo que me había propuesto.
Despues del entreno multitudinario del domingo pasado, descansé un par de días. Pues acabé algo cansado de intentar seguir el ritmo de los galgos, durante los 13kms que hice. 
El miércoles quise repetir los 13 kms, y así fue. Incluso me salieron a mejor ritmo. El domingo me había salido un ritmo de 5'20, y el miércoles lo hice a un ritmo de 5'13. 
Quería haber hecho esta semana una tirada larga, llegando a los 15 o 16kms, pero estaba algo cansado, y he ido dejando pasar los días, y no he entrenado hasta hoy. 
Hoy, viendo que tenía los deberes a medias, quería hacer un entreno que tuviese más chicha. Así que me he propuesto hacer un fartlek, de unos 10 kms, repartiéndolo de la siguiente manera:
- 20 minutos de CC.
- 10 minutos de (2' x 2'). 
- 10 minutos de CC
- 10 minutos de (2' x 2').
Y he terminado con un trote suave. La sensación que me ha quedado después del fartlek ha sido extraña. En realidad nunca había hecho un fartlek. También es cierto, que en mis entrenos suelo llevar un ritmo constante, y no estoy acostumbrado a hacer cambios de ritmo. Este de entreno de hoy, me ha servido para experimentarlo y tener sensaciones nuevas. Creo que he de mejorarlo, para que me salgan mejores ritmos, pues cuando hacía los 2 min a ritmo ligero, luego aflojaba bastante la marcha en las recuperaciones.Con lo cual, al final del entreno, ha sumado bastantes minutos. Pero si es cierto, que respecto a otros entrenos, esta vez he hecho más kms por debajo de 5. 
La buena noticia, es que ya estoy a solo medio kg del peso que me había fijado como objetivo (82kg). 
Ultimamente estoy corriendo con buenas sensaciones, estoy más ligero y quiero aprovechar el momento. Aunque ya he bajado casi 8 kgs, intentaré bajar alguno más, para intentar recuperar velocidad.
Todavía no se que carreras haré, ya que parece que se están acumulando para el próximo mes. Pero creo que por primera vez estoy corriendo sin agobios, simplemente intento disfrutar de esto de correr. Si esto se convierte en una obligación, deja de ser divertido...

lunes, 8 de octubre de 2012

Un gran entreno dominguero

Esta semana ha resultado algo distinta en cuanto a mis entrenos. Pues últimamente me he puesto como límite salir 3 días a la semana, y en esta, han salido algunos extras. 
Los dos primeros entrenos de la semana fueron bien. El lunes hice 10 kms, pudiendo acabar de forma progresiva en los dos últimos kms, y viendo que las piernas respondían bien. El miércoles subí a 12 kms, viendo que seguía bien de las piernas. También pude acabar bien el entreno, y los últimos kms me salieron por debajo de 5.
El tercer entreno tenía que ser el viernes. Pero debido a los extras tuve que modificarlo. El viernes como comenté en la entrada anterior, hice la milla urbana nocturna de Agüimes. Y ayer domingo, tocaba acompañar a Manuel Robaina en su tirada larga de 32 kms, a modo, encuentro de blogguers, y también estaba Alvaro de Madrid por la isla. Cada uno se situaría en el punto establecido, según el itinerario que se nos había dado, (todo muy metódico como es Manuel), y así cada cual haría la distancia que le fuese bien. Yo decidí hacer la de 13kms. Lo que no tenía tan claro, era si iba a aguantar los 13kms al ritmo que tenían previsto: 5min/km
 Amanece en Las Palmas

He de decir, que Manuel y Alvaro, han conseguido que hiciese lo que no hacía en mucho tiempo. Madrugar para salir a correr. En estos últimos meses salgo a entrenar por las tardes. Los calores no me animaban a correr por las mañanas, y para correr temprano, significaba que tenía que madrugar mucho, pues necesito como 2 horas para estar bien despierto y tener algo de fuerza. 
Total, que me tocó madrugar, y pillar coche. Pero bueno, desde que me levanté a desayunar, hasta que me encontraba con los blogguers ya habian pasado 2 horas, así que no tuve problemas.


Fue un entreno de lo más ameno. Cada vez se iban sumando más runners. Y en cada momento uno u otro tiraba del grupo, así que era comodo para entrenar. Y entre tanto, alguna que otra charla, con lo que vas haciendo kms y no te enteras.
Cuando subíamos hacia la puntilla se hizo durillo, a parte el agua ya empezaba a estar más que caliente. (si tenemos en cuenta, que la llevaba desde que salí de mi casa, jejeje osea, 2 horas antes). Di gracias a dios cuando vi que no llegabamos hasta el campo de tiro, con el calor que estaba pegando, me hubiese quedado en el sitio.
El calor fue lo peor del entreno. De hecho, hizo que los últimos kms fuese más lentillo. La primera mitad de los 13kms mis ritmos si fueron cercanos a 5. En la segunda mitad fueron más irregulares, en la zona de la puntilla casi a 6, y luego de vuelta alguno más cerca de 5. En definitiva, un ritmo medio de 5'20. La vuelta al Auditorio de Alfredo Kraus fue durísima, sin nada de sombra, no podía ya tirar de mis zapatillas.


Estoy contento con los entrenos de esta semana. Pero noto como que me falta algo de fuelle... tengo que meterle kms a mis piernas, para poder correr más cómodo en distancias largas. 
El broche, fue compartir unas cervezas entre risas y anécdotas, y la foto de familia. Sin duda, una mañana muy entretenida, que habrá que repetir. 

Y si encima, ayuda a que un compañero consiga su objetivo en la próxima Maratón, mejor que mejor.

sábado, 6 de octubre de 2012

Milla Urbana Nocturna de Agüimes (Nueva MMP)

Antes de ayer, a última hora me enteré de que se iba a disputar la Milla Urbana Nocturna de Agüimes. Ya se había acabado el plazo de inscripción, pero podías inscribirte en la misma carrera, media hora antes de la salida. El cartel pone Milla Urbana, pero en realidad eran 3 kms. El hecho de que fuese nocturna, me seducía, y además, era gratuita. No tenía excusas, y había poco que pensar. Al final, Manuel Robaina me acabó de animar.

Llegué con bastante tiempo, para que no tuviese problemas para la inscripción. Pero como es habitual en estas carreras, la cosa iba con algo de retraso. Una de las primeras sorpresas fue ver, que los de la categoría senior no ibamos a correr junto con los de veteranos de 40 y 50 años. Separaron bastante las categorías, y además, no es que hubiese mucha participación. Apenas veía gente de mi edad y no me animaba mucho a correr una carrera con poca gente.
Además, no me encontré a Manuel hasta pocos minutos antes de nuestra carrera. Yo ya empezaba a pensar que se había rajado... pues la plaza no era muy grande, y a pesar de lo que me había movido, porque estaba haciendo ya frío, no le había visto. La espera se hizo larga, pues también se separó la categoría femenina de la masculina. 
Por fin, me encuentro con Manuel, y nos hacemos la foto de rigor. Intercambiamos comentarios, y risas, creo que ambos estamos algo nerviosillos. El no para de decirme, que hay verdaderos galgos, y que como iremos los últimos, no nos perderemos. Al principio me hace gracia, pero luego me pongo a pensar, que para que el diga eso, es porque debe haber un buen nivel.
Cuando corría en Menorca, las carreras que hice eran de este tipo. Millas urbanas de 2000 o 3000 m y hacía buenas marcas. Pues son carreras que no te da mucho tiempo que pensar. Sales a matar, con el cuchillo entre los dientes y salvese quien pueda. Pero desde que estoy aquí, es como que me he vuelto más lento, pero quizás con más resistencia. 
Nos colocamos en la salida, creo que no llegamos a 30 corredores. Y se ven buenos corredores, gente en forma. Manuel está al otro lado del grupo, se gira hacia mí y me dice "Fran, que coño hacemos aquí??!", a mí sólo se me escapa una risa, sin saber que decir. Dan el pistoletazo de salida, y cuando me quiero dar cuenta, casi todos los corredores han desaparecido, apenas veo a 5 corredores delante mío. Y en los primeros metros, el cuadriceps izquierdo me da una especie de calambrazo, que me dio un gran susto. Mal comienzo. Pero bueno, se trata de una falsa alarma. Veo que no ha sido nada, y me mantengo junto a ese grupo.El ritmo es frenético, y en ese momento me pregunto si había corrido alguna vez tanto como en esos momentos. Mientras tanto, no quiero pensar en que tenemos que realizar 6 vueltas al recorrido que es de subida y bajada. 
Completamos la primera vuelta, cuando alzo la vista.. yo que era el último en esa primera vuelta, miro delante,... y .... Manuel??? él es el penúltimo??? esto no pinta nada, pero que nada bien!! quien me habrá mandado venir aquí? Nos van a dar caña pal' pelo. En ese instante pienso que no pintaba nada ahí. Que Manuel que es más rápido que yo, todavía tenía posibilidades, pero yo...? En fin, seguimos con el ritmo, y tras la segunda vuelta, Robaina ya se va despegando y recupera posiciones. Yo alcanzo a 3 corredores, y me acoplo a ellos. Tras la segunda vuelta la gente afloja un poco el ritmo. Ya decía yo que no se podía correr tanto rato a este ritmo! aprovecho para recuperarme. Pues con la salida desbocada que tuvimos, el primer km me salió a 3'58". El mejor km de mi vida! 
El gps del endomondo, no me marcaba bien el recorrido.Supongo que no le llegaba bien la señal al ir entre las calles.Lo único que me coincidió fue lo del primer km. Si se, que el segundo km lo hice más lento, porque necesitaba recuperar, y a parte me tranquilizó que la gente aflojase. Os aseguro que en la primera vuelta, viendo el ritmo que llevaba la gente, pensaba en hacerme el despistado y salirme para otra calle y no aparecer más, para no hacer el ridículo.

 Con Manuel, antes de la carrera.
Adelanto a esos tres corredores. Uno de ellos hace un sprint como para recuperar la posición, y le da un tirón. Uno menos...
Nos quedan dos vueltas, y el primero ya me dobla, y eso que yo ya no iba el último. 
Finalizo la carrera en 12'34. Me ha salido un ritmo medio de 4'13. Jamás había corrido 3 kms seguidos a esa velocidad. Estoy eufórico. A pesar de que detrás mío conté más o menos que habían quedado 5 o 6, era lo de menos. Aunque hubiese quedado el último, estaba contento por mi marca. Y más alegría me dio, cuando Manuel me dice que había llegado 48 segundos antes. Es la primera vez que me saca tan poco tiempo! jeje Será que voy progresando.
Bueno, desde Mayo hasta ahora, entre el expediente X de mi estómago, y mis entrenos y dieta, he bajado un total de 7 kgs. Y eso lo noto ahora cuando salgo a correr. Mis piernas sufren menos, y gano en velocidad. Cuando corro piso más firme, sin miedo a que me duela, porque se resienten menos mis tibias. Así que tendré que aprovechar ahora que estoy más ligero. De todos modos, he de seguir vigilando las tibias, pues aunque ayer corrí sin ninguna molestia, hoy me noto algo ahí de nuevo.
Y todavía no ha acabado la semana. Mañana nos toca acompañar a Manuel en su tirada larga de 32 kms. Los blogguers canarios nos iremos acoplando a su recorrido, según las posibilidades de cada uno, y le acompañaremos para que no afloje ni un solo km y pueda conseguir su objetivo en el próximo reto. Parece que vamos a ser un buen grupo.