Seguidores

domingo, 26 de agosto de 2012

Subida a Teror, doblete!

Jamás me había comido un bocata de chorizo en mitad de una tirada larga!!! Sí, sí, habéis leido bien. Si tuviera que resumir la carrera de ayer en pocas palabras, podría ser algo así como, que hice la distancia de una media maraton, y que casi a la mitad del recorrido, me paré un rato y me zampé un bocata de chorizo, y al cabo de un rato, me puse a correr otra vez, hasta completar una distancia de 20 kms. Fueron unos pocos más, pero los que corrí fueron 20kms
Ayer me levanté a las 5 de la mañana. El hecho de no vivir cerca de donde se hace la carrera es lo que tiene. Y más cuando esa carrera es a las 7 de la mañana! La verdad es que hace falta mucha motivación para ello. Pues ultimamente estoy de un gandul, que soy incapaz de madrugar para salir a correr. Eso de salir a correr apenas haberse levantado,... no lo consigo. Antes lo hacía. Pero ahora necesito al menos dos horas, para estar despierto de verdad. Y ultimamente, si espero esas dos horas, luego ya es demasiado tarde, porque hace mucho calor.
A lo que iba. Había dormido poco, y encima madrugué. Una vez en el lugar de la carrera, intento ver si hay algun blogger, pero entre que era de noche, y que eramos muchos, no vi a nadie, jejeje Calenté apenas 5 minutos, me acerco a la zona de salida, y cuando me quiero dar cuenta, ya empiezan los de las primeras filas a correr. Esto empieza ya!!!
Empiezo suave. El hecho de correr con tanta gente, hace que te dejes llevar por el ritmo general de la gente. Como ya hemos comentado a veces, es una carrera divertida. La gente está de muy buen humor. Se oyen bromas desde el principio de la carrera, y comentarios como "con lo bien que estaría yo en la cama, y me vengo a correr aquí...!!".
Llevo buen ritmo. Es tranquilo, pero noto que es bueno, quizás no tan lento como el año pasado. Hacia el km 2 más o menos, me tocan el brazo, me giro y es Gonzalo. Me hace gracia, creo que ese será el único momento que pueda decir, que en una carrera he corrido por delante de Gonzalo! jajaja Por supuesto que él lleva un ritmo más ligero, a piñón fijo con sus auriculares, y no se entretiene mucho. Apenas cruzamos unas palabras y sigue para adelante. Lo último que me dice... "regula". Algo que recordaré más adelante en la carrera. 
Sigo trotando, y al poco rato empiezo a notar una respiración fuerte, que va detrás de mí. Al principio me pone hasta nervioso. Pero algo me dice, que es un tío que sabe del tema. Una inspiración, dos espiraciones... se me pasa por la cabeza (algo tan metódico solo puede venir de... Manuel Robaina!). Efectivamente, cuando me doy cuenta está corriendo a mi derecha. Pero es otro que va tan emparanoyado, que le he de saludar yo. Y eso que no llevaba auriculares, pero iba concentrado en su respiración, jejejeje 
A partir de ahí, corremos durante un buen rato juntos. Incluso nos ponemos a hablar a ratos, cosa que hace que la carrera vaya pasando de una forma más entretenida. Pues en la mayoría de carreras, siempre opto por ir solo y a mi bola. 
Pronto llegamos ya hacia la mitad de la carrera. Hasta el momento no había mirado el gps, ni me importaba el tiempo que llevaba ni el ritmo. Así que yo poco a poco, voy a flojando, pues me acuerdo del año pasado, que a partir de esos kms es cuando empieza lo "chachi guay!". Manuel poco a poco se va alejando. Cada uno va encontrando su ritmo. Yo no quiero apretar porque recuerdo que vienen subidas durillas, y a parte, porque era un día de bastante humedad.
Conforme voy avanzando, voy bebiendo agua y tirandomela por encima, como cuando hice la media. Hay momentos en los que las piernas parece que me vayan a decir: hasta aquí llegamos. Las cuestas se van clavando y más de una vez uno está tentado en parar. En la carrera constantemente vas adelantando a gente que hace la subida caminando. A parte, como es una carrera no competitiva, se suele ver a más gente que corre, pero que cuando la subida es muy dura, se ponen a caminar. Y en algún momento pienso. "Ponte a caminar, si no puedes..." pero no... yo he venido a correr. Y quiero hacerla "toita" corriendo.
Por primera vez miro el gps. Llevo 9 kms... bueno, me faltan 4. Ya llevo más de la mitad! jejejeje Sudo lo que no está escrito... la gente que va caminando cuando pasas a su lado, te miran con cara extraña como diciendo "vaya matao, ya son ganas de sudar". Yo sigo empeñado en seguir corriendo.
Me acerco ya a los dos últimos kms de la carrera. Son los que se me hacen más duro. Recuerdo que el año pasado fue así también. En especial el último, que parecía que habían alargado la carretera. Voy mirando el gps y veo que todavía estoy por debajo de la marca del año pasado. 1 h 15min. Me anima, pero me da igual si hago más tiempo. Mi objetivo este año era acabarla. Aunque otros me han acusado de quejica, jajajaja es cierto que no he entrenado mucho. Y no sabía como me iba a afectar el hacer una carrera de esto tipo.
El último km es durísimo. Voy sudando demasiado, y la verdad es que empiezo a sentir muchaaaa mucha hambre! No me cabe duda de que me comeré el bocata de chorizo aunque luego tenga intención de bajar también corriendo. Cada trago de agua que me bebo, siento como cae en mi estomago y bailotea... Hasta me causa malestar. Ya no se si es mejor beber o no beber. Pero ante la duda, prefiero beber para no deshidratarme. 

 Encamino la calle que me lleva hasta la Iglesia de Teror, la meta. Se finaliza tocando la puerta. Miro de nuevo el gps, y me da un subidón, porque veo que voy a mejorar mi marca. 
 Entrando en Teror
Finalizo la carrera en 1h 13 min!!!! subidón!!!! Entro en la iglesia y se me salta alguna lagrimilla, por la alegría de haber mejorado la marca y por haber terminado la carrera.
Salgo a por mi merecido bocata de chorizo de Teror. Para los que no están en canarias, es un chorizo distinto. Vamos, es parecido a la sobrasada. (que no se me ofendan los canarios por la comparación). 
Bebo bastante para recuperarme, no veo ni a Gonzalo ni a Manuel, imagino que ya han comenzado el descenso. Yo me tomo mi tiempo.
Después de mi bocata, listo para correr de nuevo!
Cuando me siento listo, me pongo a caminar para comenzar el descenso, y cuando llevo un rato y veo que estoy bien, me pongo a trotar en plan tranquilón. Disfruto porque se hace mucho más cómodo. Veo que hay varios runners que deciden bajar tambien corriendo, otros caminando.  Cuando llevo corridos 7 kms, decido ponerme a caminar de nuevo. Habiendo hecho entrenos solo de 12 kms, me parece que un total de 20 kms corriendo es ya suficiente. Me noto además los cuadriceps algo cargados. Por cierto, hasta ahora no he mencionado mis tibias! Se portaron genial!! El resto de kms, los hago a pie, y aprovecho para beberme un zumo que me había echado para el camino, y que me sabe a gloria. 
En fin, en total fueron 23 kms para mis piernas. Que no está nada mal para terminar la semana. 
Esta semana he sumado un total de 38 kms. Con esta carrera he conseguido aumentar la cantidad de kms de la semana.
Desde luego ha sido una experiencia nueva para mí. El año pasado solo subí hasta Teror, y bajé en coche. Incluso lo de comerme el bocata de chorizo, me parecía una imprudencia sabiendo que iba a correr en pocos minutos, pero... chaaaaachoooo! que hambre tenía!!

viernes, 24 de agosto de 2012

Todo preparado, nuevo reto!!

Bueno, si me descuido ni me da tiempo para escribir por aquí que mañana hago otra carrera! Hasta el último momento no he sabido si la iba a correr, por eso tampoco había anunciado nada aquí. El hecho de que no llevase muchos entrenos, o que no fuesen regulares, tampoco me animaba a hacerla. Pero esta es una carrera que me hace ilusión, porque es la primera carrera que hice en tierra canaria! La primera que hice a los pocos meses de llegar a Gran Canaria. La descubrí gracias al blog de nuestro compañero Pancho, que fue el primer blog que encontré también jejeje
Me gustó tanto como transcurrió la carrera que decidí, que siempre que hubiese salud y tiempo, la correría. 
Así que mañana, a las 7 de la mañana, estaré en Tamaraceite, con otro mogollón de locos por el running, que estan dispuesto a subir hasta Teror. 13 kms de carrera, en la que constantemente estas subiendo. Os aseguro que los últimos dos kms los recuerdo como algo bastante duro. 
En fin, no voy a poner la web de la organización, porque a estas horas, el que no esté inscrito, más vale que vaya mañana y pague allí directamente, que tambien se puede. 
Lo que más me fascinó de esta carrera, a parte de que se disfruta de los paisajes, es que sales de noche y llegas a meta de día. Es una sensación que pocas carreras te permiten. En alguna trail como la Transgrancanaria, eso si es posible, pero los que aun no nos atrevemos con una Trail de ese tripo, podemos probarlo en esta de la Subida de Teror.
Los compañeros de la blogosfera canaria, que van a participar, están animados a hacer la vuelta y bajar también corriendo. Ya que 13 kms les parece pan comido. La cosa es que hay que bajar de alguna manera, y como no tendré con quien bajarme, pues yo también me animo, de forma forzosa. Aunque supongo que la vuelta la haré mucho más tranquilo, e incluso, tal vez vaya a ratos caminando. Con mi periostitis y con mis escasos kms, no creo que pueda correr tantos kms. 
Si hiciese los 26 kms corriendo, sería un subidón. Y así me podría hacer una idea de lo que es correr una distancia mayor a una media maraton, y eso me daría más confianza para afrontar otras pruebas como la Starter de la Transgrancanaria, de 24 kms. Pero bueno, ahora centrémonos en la de mañana!
En breve os cuento!

domingo, 19 de agosto de 2012

Agosto me mata

Pues sí,.. agosto me mata. Está siendo un mes que se hace largo. A parte, ya empiezo a estar algo harto del calor... raro en mí. Siempre me ha gustado el verano. Pero recuerdo pocos veranos como este, con el calor que estoy pasando. Y es que cuando no es por arriba, es por abajo! pero llevo unas semanas que no paro de estar averiado... la semana pasada pillé algo de infección en la garganta, con los vientos y días de calima, yy esta semana, algo en el estomago me rondaba, que no me permitía salir a correr los días que tenía previsto.
 Así que la semana, me ha quedado solo con tres entrenos.
El lunes salí a hacer 12kms. Aumentando un par de kms la distancia que había hecho la semana anterior. Me salió un ritmo medio de 5'21" el km.
El miércoles bajé de nuevo a 10 kms. A un ritmo de 5'17. Me encontré bien. Sin novedades.
El jueves tocaba descanso y salí a dar un paseo de 9 kms.
Ya no he podido hacer más entrenos hasta hoy domingo. He vuelto a hacer 12 kms, esta vez, algo más rápido que el lunes, el ritmo medio me ha salido a 5'16.
Hoy he ido más cómodo en el entreno. Aunque hacía calorcillo y he sudado de lo lindo. Ha sido una manera dura de acabar la semana. 
Parece que los entrenos se me resisten. Entre calores, calima, mal estares, no hay forma de encadenar entrenos. No acaban de tener regularidad. A partir de mañana, quiero ponerme más estricto con los entrenos. Bueno, siempre que la salud lo permita! jejeje Pero quiero incrementar los entrenos, para ir empezando la preparación para el otoño. Necesito meterle kms a las piernas, y mi objetivo sigue siendo el de bajar de peso.
En fin, a ver como se presenta la próxima semana. El sábado es la carrera de la Policía Local de las Palmas, subida al pueblo de Teror. 13 kms de subida. Espero poder hacerla, jejeje!

Al final del entreno, con mis vendajes medio sueltos.

domingo, 12 de agosto de 2012

Como un niño con zapatos nuevos...

Esta semana ha vuelto a ser de nuevo, una semana en cuanto a cantidad de entrenos. Pues sólo han sido dos entrenos. Los calores de esta semana, han sido horrorosos, y a mi me bajan mucho las fuerzas. Si no salgo, no es por pereza, es por falta de fuerzas. El calor me deja como si me hubiese pasado una pisonadora por encima. Me quedaría el día entero tumbado. 
El martes, decidí probar algo diferente, y hacer uno de los circuitos que me había recomendado Pepe el Marchador . Llegué hasta la zona de Balos, dejé el coche y me puse a hacer el circuito. Mi primera sorpresa fue que el viento soplaba mucho más que en Pozo Izquierdo, con lo cual, el entreno iba a resultar mucho más duro. La segunda sorpresa, fue que la mayoría del recorrido, ya lo conocía, de cuando había hecho tiradas largas preparando la Media, y llegaba a esa zona por otros caminos. 
La mayor parte del recorrido, era por el polígono industrial de Arinaga. El inicio lo hice por una calle, que era interminable, se me hizo muy larga. Y sabía que se me haría más larga a la vuelta. 
Lo bueno de ese entreno, era que paralelo a la acera, había mucha zona de tierra, donde pude correr y de esa manera me era más cómodo para mi problema de periostitis. 
A partir del km 4, iba en dirección al Faro de Arinaga. Antes de llegar a el, hay una montaña, y todo el terreno hacia el faro, también es en ascenso. Para futuros entrenos, en los que quiera hacer subidas más duras, será un buen lugar. Además, ese día al ir haciendo la subida, tenía el viento en contra, con lo cual esos kms se hicieron duros.
Me salieron unos ritmos muy lentos, un par de kms me salieron a 6. Y ese día, solo hice un km por debajo de 5. A 4'55.
Entreno del martes

Ese día me sentó falal el entreno. Los días anteriores había estado con infección de garganta, y el martes pensaba que ya estaba recuperado. El haber salir ese día con el viento que hacía, la calima que pegaba y lo duro que me resultó el entreno, hizo que acabase de nuevo con un tremendo dolor de garganta. 
De nuevo paré varios días  y el otro entreno fue ayer sábado. Esta vez con mejores sensaciones. Repetí mi circuito habitual de 8 kms, pero esta vez, con mis nuevas zapatillas, las Mizuno Wave Alchemy 11. Tras el estudio de mi pisada, estas son las elegidas.
Lo que destaco de ellas es la amortiguación. Se nota mucho en su pisada, y bueno, tambien se nota que son para pronadores. De hecho, ahora se me hace extraño pisar con ellas. Noto más la parte interna del pie cuando piso, y me causa una sensación rara. Se supone con el estudio, estas zapatillas, son las más adecuadas, para corregir esos grados de pronación, y me hacen poner la pierna de forma más recta. Y eso al principio me molestaba. Bueno, si es cierto, que antes en las primeras zancadas, notaba ese pinchazo intenso por la periostitis. Eso ayer pasó de ser un pinchazo, a ser tan solo una molestia. Quizas una molestia incómoda, hasta que me vaya habituando a correr con ellas. Pues al acabar el entreno, era como un dolor, por sobrecarga, que al masajear, no me duele tanto y desaparece. 
El entreno me salió bien. Quedé muy contento, pues ultimamente, de los entrenos que he hecho de 8 kms, este es el que mejor me ha salido, con un ritmo de 5 justo. Me salieron los 8 kms en 40 minutos. 
Creo que si estas zapatillas me ayudan a que desaparezcan mis dolores, en cuanto tenga más rodajes de entrenos y lo vaya haciendo con más regularidad, creo que podré correr con mejores ritmos. 
Aquí una comparación de los ritmos de la semana pasada haciendo los 8kms y de ayer sábado:
Creo que es pronto para saber si las zapatillas me irán bien, sólo puedo decir, que hice un buen entreno y me quedé más contento que un niño con zapatos nuevos. Hoy quería entrenar también, pero el calor de nuevo me tenía con las energías por los suelos. El hecho de pisar de una forma distinta con las nuevas zapatillas, también hizo que me doliese de otra forma las piernas. Por lo que he decidido no forzar, y habituarme poco a poco a ellas. 
Es posible, que en breves días comience a hacer algún pensamiento en cuanto planes de entrenamiento, pues el otoño está a la vuelta de la esquina...

domingo, 5 de agosto de 2012

Kgs que se lleva el viento

Esta semana he empezado a tener unos entrenos más regulares. Viendo que al regular los entrenos y no darme tanta caña, podía volver a correr, a pesar de tener la periostitis, me planteé, que en lugar de salir a entrenar y hacer tiradas largas, rebajaría los kms, para así poder salir más días. He de decir, que desde la media maratón, había engordado 2 kgs, y ya por entonces, tenía algo de sobrepeso. Como he comentado a veces, cuando empecé a correr, tenía mejores ritmos, aunque también en Menorca, es cierto que no había casi carreras de larga distancia. Por aquel entonces pesaba 10 kgs menos...
Así que esta semana, decidí, hacer solo entrenos de 8 kms, como cuando en mis inicios, y de esa forma, voy fortaleciendo algo las piernas, y recuperando agilidad, que desde la Media, he corrido poquísimo. A parte, si consigo bajar de peso, seguro que ganaré en velocidad, y también sufriré menos de periostitis. El aumento de peso, ha sido algo que se ha hecho notar. A veces uno va corriendo y se siente como un tanque!
 Recorrido del entreno de estos días.

El hecho de hacer solo 8 kms, es algo que me hizo salir muy motivado el martes. De hecho era como que sabía que sería un entreno ligero. Ese día, el viento me dio una tregua, y la verdad es que mis piernas respondieron muy bien. Hice los 8 kms, en 41:03, a un ritmo medio de 5:07, un ritmo que hacía meses que no tenía. De hecho, mi mejor km me salió a 4:15, imagino que el estar en parte de descenso y con algo de viento a favor, ayudó. Pues era el penultimo km, donde suelo esprintar. Ya que luego el ultimo, me salió más lento, aunque eso sí, también por debajo de 5.
 Aqui los ritmos del martes, cuando dejé de ser tortuga y me transformé en liebre.

El miércoles descansé y volví a salir el jueves. Eso sí, esta vez con más viento y más lento. Los entrenos a partir del jueves, han sido realmente duros. A parte de que ha hecho bastante calor, hacía mucho viento y cada día parecía que soplaba más fuerte. El jueves tarde 43:25, a un ritmo de 5:24.
El viernes, volvía  descansar, y luego me propuse entrenar dos días seguidos. El entreno del sabado fue el peor. Tardé 43:34.
La verdad, es que intentar esprintar en un día de viento huracanado, es como ponerse a barrer una playa... 
En los entrenos de estos días, el recorrido ha sido el mismo. Así que como de costumbre, los dos primeros kms suelen ser en ascenso, con viento lateral, luego vienen 2 kms llanos, con el viento totalmente en contra, que hace bajar mucho el ritmo, luego los dos kms que empiezan la vuelta con el viento a favor, de nuevo son llanos, y los dos ultimos kms en descenso pero con viento lateral de nuevo. Casi sin quererlo, es como si hiciese un fartlek, porque me suele variar bastante el ritmo. 
El entreno de hoy ha sido casi tan bueno como el del martes. A un ritmo medio de 5:11. Ha hecho muchísimo viento, tanto que casi no me atrevo a salir. De hecho, hay momentos, en los que me da el viento de un lateral, a veces vienen ráfagas tan fuertes, que se me vuele la pierna hacia un lado. He estado a punto de caerme más de una vez. Pues me hace perder el equilibrio. 
Hoy tambien hacía mucho calor. Pero el viento hace que a veces no se pase tanto calor. En especial, cuando pasa una furgoneta, que justo le da por echarle agua al limpia-parabrisas, y te cae a ti todo el agua, en lugar de en el parabrisas! así me ha refrescado un poco.
Puede que sea por haber aumentado los entrenos, o porque el viento me hace trabajar mucho la resistencia,... sea por lo que sea, está dando resultado. Ya he conseguido bajar casi 3 kgs desde que retomé los entrenos. Mi objetivo es conseguir bajar 7 kgs más, para el otoño. Ya queda menos!