Seguidores

lunes, 15 de septiembre de 2014

Carrera de Teror: Subida, bajada y MMP!!


Ya se está convirtiendo en una tradición el participar en la Carrera que organiza la Policía Local, en la subida al pueblo de Teror. Este año, por 4ª vez consecutiva, desde que vivo en Gran Canaria, he vuelto a participar. Es una carrera a la que tengo especial cariño, por el hecho de que fue mi estreno por estas tierras. La primera vez que participaba, no sólo era la primera vez que hacía una carrera de más de 10kms, si no que además me estrenaba en "eso de subir", una carrera en la que continuamente vas subiendo, y pocos tramos hay que sean llanos. Así que la primera vez, como suele pasar, iba algo asustadillo.
Esta vez, ya era la cuarta, así que no había nervios, pero sí respeto. Pues a pesar de hacerla cada año, siempre me da la sensación que han metido alguna cuesta más.  Nunca recuerdo todas las subidas y cuando me pillan por sorpresa, no veo la hora de llegar a meta.
El propósito de esta carrera, era el de sumar kms. Empezar a afianzar más largas distancias. Dado el desarrollo de la carrera, como suele ser habitual, cuando llego al pueblo de Teror, luego toca bajar también. Algún año he bajado en coche, pero este año, quería volver a repetir la experiencia de bajar trotando. Así que tenía muy claro, que me lo tenía que tomar con calma.Y no llegar con la lengua afuera como otras veces, y reservar algo de fuerzas para la vuelta.

A las 7 dan salida de la carrera. Este año, al haber cambiado la fecha de hacerse en agosto, a hacerse ahora en septiembre, se notaba que era más de noche.  También hacía más fresco, lo cual agradecí enormemente, ya que por el sur de Gran Canaria está siendo insoportable el calor. A parte, al correr más fresco, parece que uno va más despierto y ligero. 
Empezaron a pasar los kms, yo iba tranquilo. Quizás esta ha sido otra carrera en la que he corrido más con cabeza, y el hecho de que conozca más el recorrido hace que me dosifique y no haga tonterías. Así que no apreté el ritmo en ningún momento, hasta tener bien claro que ya quedaba poco para acabar. 
Hacia el km 4 y 5, se me hace un poco durillo. Voy buscando canciones en el mp3 que me animen o me despierten. Desde que he salido llevo mi botella con isotónica, y en ningún avituallamiento paro para coger agua. 
El garmin, ni lo miro. Alguna vez lo miro de reojo, para saber en que punto kms estoy. Teniendo en cuenta que a partir del km 7 es cuando empieza la carrera de verdad. Si antes has sido imprudente, en los próximos kms lo pagarás caro. Así que procuro llegar fresco a este km. 
Shakira y Rihanna se ocupan de llevarme hasta el km 7, su canción me da vidilla, y le vuelvo a dar a repetir cuando acaba la canción para que me distraiga un poco y siga adelante. Ya he pasado la mitad de la carrera, viene lo más duro, pero ya es cuenta atrás.
Me noto más en  forma que el año pasado, pese a haber estado parado dos semanas sin entrenar. Me pregunto si será verdad que estoy en forma o es sólo porque no hace tanto calor. El año pasado a estas alturas iba más fundido que un tranchete!
Hacia el km 10, voy concentrado en el ritmo de "Thunderstruck" y veo una cosa amarilla fosforita que me pasa por la izquierda, incluso me parece que me está diciendo algo, pero AC/DC gritan más. Finalmente miro, y veo que es Manuel Robaina! ya lo echaba en falta! pues en ese punto km cada año me alcanza y ya pensaba que este año no nos veiamos. Como el año pasado llegó tarde a la carrera, pensé que le habría pasado lo mismo!! En otros años he intentado seguir el ritmo de Manuel, pero este año me daba igual! le dejé que se fuera enseguida. Entonces llegué a la conclusión, de que si Manuel me estaba pasando entre el km 10 y 11,... Aarón Sánchez, que también iba a la carrera, ya estaría haciendo la digestión del bocata de chorizo!! vaya crack! eso es correr y lo demás son tonterías!
Voy enfilando las últimas subidas, siempre son engañosas, porque ya estás dentro de Teror y crees que ya está, pero aún falta 1 km... así que no haré el tonto todavía, y no apreto el ritmo aún... Hasta que al final, me acerco a la calle adoquinada, es sólo una recta y la Virgen del Pino me espera al final! Ese tramo de calle me encanta! parece que te olvidas de lo que has sufrido en las subidas, y empieza uno a volar, como si pudieras llegar al campanario. Me santiguo antes de entrar en la calle, apreto dientes y puños, y miro el reloj, estoy flipando, si me esfuerzo un poco, haré marca! así que no lo pienso dos veces, meto el turbo, o lo que me queda de ello, y finalizo la carrera tocando como es habitual la puerta de la Iglesia. En un total de 1 h 13' peladillos. 
Recuerdo una vez más, una frase que me dijo el Abuelo Runner,.... en las carreras, cuando sales a disfrutar, cuando menos te lo esperas, suena la flauta!  Y así ha sido, tanto esta como la Media Maratón de Gando, han sido dos carreras en las que he medido más las fuerzas, he corrido más con cabeza, y sin obsesionarme por ir a hacer marca. Y la sorpresa es que han sido dos de las mejores marcas que he hecho hasta ahora. 
Apenas entro en la Iglesia y le estoy dando las gracias a Pino, me doy cuenta que no he parado el Garmin, pero eso ya me da igual. El reto de subir, se ha cumplido, y ahora toca bajar trotando para sumar más kms. Eso sí, cogiendo algo de fruta y agua antes. 
Me encuentro con Aarón y Manuel Robaina, chocamos palmaditas y decidimos bajar tras unos minutos, con 3 corredores más. 
En total sumé 23 kms. Fue un buen entreno, y además, como dicen los compañeros, pedazo de tirada larga que nos hemos marcado y sólo eran las 9:30 de la mañana, los deberes hechos y el finde por delante para descansar!!!