Seguidores

jueves, 26 de enero de 2012

Si no te rindes...al final triunfas!

4 días después del gran acontecimiento, y tras haber asimilado y digerido todo lo sucedido, me dispongo a escribir como se dió mi primera Media Maratón.
Voy directo al momento de salida, porque si no, esto se alarga mucho. Que conste que me alegró mucho conocer a los demás runner-bloggers!
Dedico bastante más tiempo de lo habitual, pues seguía teniendo molestías en el cuádriceps. Empiezo a calentar, troto un poquillo, parece que no causa muchas molestías la pierna. Mi estrategia: si la pierna no molesta, rodar a 5:07-5:11, como en los entrenos… El objetivo estaba en 1h 45min. Todo apuntaba bien, los bloggers y amigos, me decían que lo podía conseguir, incluso en en su momento yo también lo creía jeje… En base a eso, me coloco en el cajón 3. Minutos antes del pistoletazo, empieza la gente a empujar, para ir colocándose más por delante, NI QUE FUESE ESTO LAS REBAJAS!!
Salgo como un potro desbocado! Entre los confeti, aplausos y la adrenalina que aporta correr con tantísima gente, esquivo a corredores, gano posiciones… me da por mirar el gps… 5:07, toma ya! Parece que va bien! Seguimos hasta el km 5, cojo agua, aunque tengo sed, no decido abrir la botella porque me da miedo coger flato. No controlo mucho lo de beber mientras corro. Siempre me hidrato bastante antes de las carreras. Cosa que en esta no había hecho lo suficiente. El km 10, lo hago en 43 min aproximadamente, estoy que lo flipo, hago casi la misma marca que en la carrera Puerto Sport, y aparentemente todo va muy bien. La pierna, ni me acuerdo que tenía dolores. En los últimos kms he ido mirando el gps, y veo que no solo iba a 5, sino que en algunos momentos el ritmo medio me daba a 4’55. Me preocupa no aguantar ese ritmo. Hacia el km 12 intento aflojar , creo que voy bien de tiempos y quizás pueda suavizar un poco, e intentar recuperar de nuevo en los últimos kms… En Mesa y Lopez empiezo a tener calor, ya me noto que la cosa no va igual, me he tirado varias veces agua por encima ,lo cual tampoco ayuda mucho, y trago algún buchito de agua.
Se acerca el tramo que yo temía… Leon y Castillo… una recta eterna… al inicio de la calle oigo que me gritan, mi hermana y mi cuñado me estaban animando, eso me da una alegría, levanto la mano y les saludo. Empiezo a notar que me adelanta mucha gente, pero me adelantan en grupo… Ahí veo que no ha salido bien la estrategia. Me da por alzar la mirada, la avenida se me hace eterna… veo que la fila de corredores no termina y no veo que giren hacia ninguna calle… pienso, animo, la carrera es tuya, ya solo quedan unos 4 kms… Pero en ese instante me acuerdo que todavía faltaba llegar a Vegueta, pasar por la Catedral… y ahí emocionalmente me derrumbo… algo me dice que no voy a llegar… y de repente, no se que me pasa, que las rodillas me fallan, las piernas se me están como agarrotando, y parece que se me flexionan las piernas… Intento parar de correr, noto que algunos corredores me animan para que siga… ni siquiera puedo correr, empiezo a notar un mareo, no veo con claridad y acabo cayendo al suelo. Vienen unos voluntarios… me levantan las piernas para el mareo, me preguntan que sucedió,… . Simplemente les digo: “perdí el control, y me caí”. Me piden si quiero seguir, alzo la vista y veo la cantidad de corredores que han pasado. Pienso… “al carajo la marca”. Y pienso en el ridículo que estaré haciendo por haber cometido tal error. En un momento, pienso,..”Fran, asume esto con un buen par, te levantas y terminas la carrera andando…” Hago un amago de levantarme, se me vuelve a nublar la vista, uy que va…! Mi malestar empieza a ser cada vez mayor. La planta del pie, que en los últimos kms me quemaba, ahora muestra un dolor muy fuerte, también el empeine del pie… me empiezo a quejar de mis pies… cada vez estoy peor, un hormigueo en las piernas, las piernas agarrotadas…llaman a la ambulancia… me empiezan a hacer pruebas, cada vez me cuesta más responder. En ningún momento pierdo la consciencia, pero noto que mi cuerpo se va apagando. En realidad ahí creo que empezaba mi verdadera media maratón. Pues estaba acojonado, y realmente, pensaba que me iba para el otro barrio. Cada vez me notaba más debil. Claro, me había quedado sin gasolina! La ambulancia tarda muchísimo. Me acuerdo de mi hermana, que les había saludado unos minutos antes… pienso que me voy a morir, y no tengo fuerzas ni para llorar. Mi escala de valores cambia completamente, a cada segundo…mi único consuelo en ese momento es ver a mi hermana antes de que sea demasiado tarde. Os lo juro, jamás había pasado tanto miedo! A lo último, solo puedo contestar a los sanitarios con la mano. Me piden que retenga el aire en los pulmones. Me animan. Yo mismo intento animarme. Pienso, que si he sido tan chulo como para llevar la máquina al límite, he de luchar con la misma fuerza que lo hice en la carrera. Así que intento ser fuerte y centrarme en la situación. Cada vez oigo más multitud a mi alrededor, y oigo gente de muy lejos que se acercan… cuando parece que no puedo más, porque la ambulancia no llegaba, la gente empieza a gritarme “animo campeón! Aguanta, que tu puedes!!” La gente empieza a gritarme, como si lo tuvieran ensayado, todos a la vez, dándome ánimos, el mismo mensaje todo el rato… Sólo me apetece dar gracias en ese momento. De repente llegan los sanitarios, me empiezan a asistir. Al subir a la ambulancia me espabilo. Un corredor, que se había parado para asistirme, me da un toque en las piernas y me dice “Nos vemos luego para una cerveza, y te esperamos en la próxima” Le hubiese dado un abrazo!

Camino al Insular, me acuerdo de personas importantes en mi vida, estoy aturdido y no recuerdo muchas cosas. Me pregunto por qué? Me lamento, siento rabia, vergüenza, desanimo… Al principio pienso que ya está todo pasado. Pero tenía un tremendo dolor en los pies que cada vez iba a más, y no sabía cuantas horas seguiría así. Me da una taquicardia, del estado de nervios que tengo encima, recupero la calma… un sanitario me dice en la que me tranquilice, y que no estoy tan grave. No se si me lo dice porque es verdad, o para que me tranquilice.
Finalmente, todo queda en un susto. El sobreesfuerzo que hice de correr a 5 y por debajo de 5 en esos 17 kms, me provocó una super-fascitis plantar. El parón vino por una deshidratación y bajada de potasio. Y al juntarse lo de los pies con eso, hizo que mi cuerpo se quedase casi a 0.

Aprendida la lección. Por obsesionarme en cumplir la marca que me había propuesto, no supe correr con sensaciones, cuando quise corregirlo, ya era muy tarde y casi pongo mi vida en peligro. Menuda estupidez! Me quedo con el aprendizaje de todo esto, y además, no hace falta que le cambie el título a mi blog, pues he de llegar a esa meta cuando sea. Así que volveré a asumir el reto. Pero bueno, aunque no llegase a cruzar esa meta, crucé otra meta más importante, la de recuperarme de lo sucedido y seguir vivo, que ya es mucho! Así que intenté no rendirme a pesar de que no podía más con los dolores, y triunfé en la meta de la salud. Asíque no os rindáis nunca, de ninguna de las maneras!

(Los agradecimientos los publicaré en la próxima entrada).

26 comentarios:

  1. hostia, que susto y que mal lo debiste pasar. Menos mal que al final no fue nada. Yo aprendí lo mismo que tú en una carrera en la que hice mejor marca y llegue tan mal a meta que casi me desmayo. Desde entonces decidí que prefiero hacer uno o dos minutos más y sufrir menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, un buen susto, y se pasó mal. Eso es lo que pretendo, disfrutar más, y correr con otra mentalidad, jeje un saludo

      Eliminar
  2. Siento mucho que tu primera experiencia en media maratón haya sido tan mala pero lo importante es que no ha sido nada ahora toca recuperarte y no desanimarte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, a pesar de no haber llegado a meta, estoy satisfecho de lo que llegué a correr, y más contento aún de poder contarlo. Habrá una próxima, y mejor! gracias!

      Eliminar
  3. ¡Menudo susto Fran!

    Que no te desanime, seguro que es mas aparatoso que grave. Se te juntaron muchos factores en contra, ahora a recuperarse del todo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, se juntaron muchos factores, espero retomarlo pronto. Aun tengo un poco metido el miedillo... en cuanto se me pase, salgo a correr, aunque tambien me hace falta un descanso. saludos!

      Eliminar
  4. Fran me he quedado frío leyendo lo que te pasó....y más aún porque te vi en el suelo al inicio de la subida por la calle Travieso.......yo también iba muy justo y ví que había un corredor en el suelo al que le estaban levantando las piernas, por un momento pensé que eras tú pero como habían muchos corredores con tu misma camiseta y no te pude ver la cara no estaba seguro, por un momento pensé en detenerme para comprobarlo pero finalmente continué ....pero ahora sabiendo que eras tú y lo serio del asunto, te pido perdón por no echarte una mano aunque fuera para darte ánimos

    Recuperate sin prisas y a seguir pa´lante, por suerte cada vez hay más carreras de Media Maratón en la isla y tendrás oportunidades de sobra de desquitarte

    Un gran abrazo y aqui tienes un amigo para lo que necesites

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada hombre. No tienes que pedir disculpas. Ya con el escrito que me has dejado, me vale, me ha emocionado! gracias de verdad, y un placer haberte conocido. Nos vemos en la próxima.

      Eliminar
  5. Espero que esto sólo haya sido un contratiempo, que te vayas recuperando y pronto vuelvas a sentir el deseo de ponerte las zapatillas y volar....te necesitamos por aquí.Un abrazo campeón y cuidate!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! espero poder recuperarme pronto, y como dices tener ganas de ponerme las zapatillas de nuevo. un abrazo!

      Eliminar
  6. Me he quedado sin palabras Fran, yo al igual que pancho me disculpo, porque al pasar por la calle travieso vi a alguien tirado en el suelo con las piernas levantadas y pensé se parece al blogero que he conocido horas antes, pero no estaba seguro. Y sinceramente pensé que seria algún problemilla de subida de gemelos o así … no se me pudo pasar por la cabeza que estuvieses tan jodido, ufff, solo de leerte me he asustado. Me alegro que ahora estés bien y espero que no te haya dejado secuelas.
    Un abrazo y nueva perdona por no haberme parado a preguntar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pasa nada Jose. En ese instante yo tampoco sabía que la cosa se fuese a complicar... no te preocupes. Un abrazo!

      Eliminar
  7. Fran amigo, no sé que decirte, vaya susto. Ante todo, no pienses que esto es lo normal. Te ha ocurrido algo muy extraño y deberás ir viendo tus sensaciones en los entrenamientos. Poco a poco tu cuerpo se preparará mejor para las distancias largas, la mejora es lenta pero llega. Da gracias a que no te pasó nada y no pierdas de vista el disfrute de las carreras, da igual que llegues primero o último, hacemos esto para disfrutar. Recupera tus niveles orgánicos y pronto estarás de nuevo ahí. En Mayo tienes la Media del Puerto donde seguro irás regulando bien. Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje ya... eso espero, que no sea la forma habitual de comenzar en el mundo maratoniano, jajaja
      Gracias por tu palabras, un abrazo

      Eliminar
  8. FRAN siento mucho lo sucedido, espero que estés mucho mejor y te hayas repuesto del susto... esta claro que te servirá de experiencia.
    Las carreras hay que leerlas y saber para que esta uno, no se puede llevar un ritmo alto, porque el sufrimiento de la misma... puede traer consecuencias desagradables.
    En 21km hay que dosificar bien pues dan para mucho.

    ResponderEliminar
  9. Poco a poco voy mejorando. Creo que no dosifiqué bien la gasolina... Muchas gracias abuelo, un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Ñosss Fran vaya crónica!!! Si casi me desmayo leyéndola....qué agobio....pero bueno se ve que fue un bajón, y que ya te estás recuperando bien y con el ánimo de seguir intentando tu primera media maratón...eso sí, ya con la experiencia de conocerte mejor....También te vi en la calle Travieso, pero no te reconocí, tenías a varios sanitarios cantando tus constantes vitales y la verdad es que me impactó....un abrazo y nos vemos en la próxima...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, fue una pesadilla, pero ya pasó... ahora unas vacaciones, y en cuanto pueda a retomarlo. un abrazo! y felicidades por tu marca, lo conseguiste!

      Eliminar
  11. Joder Fran, al principio pensé que se te habían aflojado las piernas y te habías dado una leche y casi se me escapa una sonrisa, pero según iba leyendo me agobiaba sólo de pensar lo que pasaste.

    Siento que la experiencia haya sido tan mala, hay mil maneras más tranquilas de conocer los límites de uno mismo. Casi todos hemos tenido alguna experiencia que te va enseñando como debes regular pero lo tuyo ha sido muy fuerte.

    Como dice Gonzalo no te quedes con que esto es normal, ten cuidado y regula pero ten confianza en tus posibilidades siempre sabiendo donde están los límites en función de como te haya ido en los entrenamientos y los tests previos.

    A la segunda esa media maratón cae seguro y te va a saber incluso mejor.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Si, ha sido un estreno algo aparatoso, jejeje... pero de todo se aprende. Me quedo con lo positivo, con los buenos momentos de la carrera, y con ánimos de afrontar de nuevo el reto y superar esos miedos.
    Muchas gracias, un abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Tu crónica me ha dejado de piedra y me ha sobrecogido. Menuda experiencia para tu primera media maratón. De todo se aprende e imagino que de esta te habrás llevado una buena lección. Tan importante como estar entrenados es que sepamos escuchar a nuestro cuerpo.
    Te deseo una buena recuperación y mucho ánimo, Fran! Que pronto tendrás otra oportunidad para tu primera media ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, una buena lección: la salud es lo primero. Así que fuera marcas! Gracias por tu comentario. saludos!

      Eliminar
  14. Hola Fran, menuda crónica. Yo también te vi en Travieso... que susto. Bueno, te aseguro que las medias son mucho más divertidas y que como dicen los chicos esto no es lo normal.

    Lo bueno: Que tienes mucha "hambre" de kilómetros y de una buena marca (y eso en principio es bueno) y que cuando acabes tu primera media valorarás mucho más que el resto el entrar en meta. Y no dudes que entrarás. Un beso grande y... espero conocerte en la próxima quedada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por los ánimos! si, estoy convencido que algún día cruzaré esa meta. Y como dices, nos conocemos en la próxima. un beso!

      Eliminar
  15. Joeeeerrrrrr, me he acojonado leyendo tu crónica, menudo susto.... ¡¡has tenido un estreno de pelicula!!, olvidate de marcas, sal a disfrutar en las carreras, la vida es lo más preciado que tenemos y no merece la pena pasar por estos tragos, este deporte lo hacemos para disfrutar, para estar mejor con nosotros mismos, esperamos que nos cuentes la próxima media maratón y que nos digas que ¡¡está si que la has vivido!!.

    Un saludo campeón.

    ResponderEliminar
  16. Yo hubiera preferido que el estreno no fuese de película, jejejeje pero bueno, ha salido así, y he aprendido la lección. A partir de ahora, a disfrutar más del entreno y pensar menos en las marcas.
    gracias, un saludo!

    ResponderEliminar

Comentarios