Seguidores

viernes, 28 de febrero de 2014

Entre olivos y naranjos

"La gente me señala me apuntan con el dedo
 susurra a mis espaldas y a mi me importa un bledo
que más me da si soy distinto a ellos..."

Esta es la canción que me viene a la mente estos últimos días cuando salgo a entrenar. Estoy pasando unos días en casa de mis padres. En un pueblo de Cordoba, y apuesto anque soy el único que sale a correr. Es un pueblo donde todos se conocen, un pueblo pequeño, todos saben de la vida de todos, y el "el compadre style" está a la orden del día.
Recuerdo cuando el grupo de abuelos me vio entrenar el primer día, al ser un lugar pequeño y querer hacer un entreno decente me tocaba dar vueltas. Y el comentario no tardó en caer... "quillooooo, cuanta' vuelta lleva?? la tostá que te comera' luego tendrá que ser grande!!"
A mi no consiguen ubicarme. Incluso parece que a veces les moleste no saber quien soy. Puedo ver miradas curiosas en los pasillos del supermercado, cuando voy por la calle, me miran con mirada desafiante, mirando bajo la boina, con el palillo colgando de sus labios. Si ya despierto curiosidad por el simple hecho de venir aqui, imaginaos cuando me visto de runner.
La primera vez me sentí realmente como un extraterrestre. Porque la gente me miraba como si no hubiesen visto nada igual. Si ya es raro correr en un pueblo de gordos, con ropa de runner más todavía. Aquí hace mas frío que en canarias, con lo que me olvido del pantalon corto. Llevaba las mallas de invierno, el cortavientos y las gafas de sol. Pasé junto a un grupo de niños jugando al futbol, justo en el momento que le hacían el pase...el balón paso inadvertido, porque el niño se había quedado flipado mirandome por mi vestimenta. Igual se estaba preguntando que de que voy disfrazado.
Hoy es el dia de Andalucia, y había salido toda la gente a hacer paellas a la calle para celebrar el dia. Si era raro salir a correr un dia normal, pasar en un dia como hoy era toda una expectación.
Cuando dicen que los andaluces son exageraos, no es casual. Hay un personaje aquí en el oueblo que le llaman "el pipas" está todo el día sacandose pipas del bolsillo. Pues me he enterado que a él y a su madre los han ingresado porque entre los dos se ventilaron 5kgs de caracoles. 5kgs!!!!!
Pero la verdad es que no deja de ser divertido cuando estos habitantes me miran cuando voy a entrenar. De hecho es de lo más divertido del entreno, el ver como me miran. Pues estos días me estoy limitando a hacer rodajes, ya que he tenido que modificar los planes de entrenos por cancelación de carreras.  Los rodajes son aburridos, pues son por caminos en los que el paisaje es monotono. Terrenos interminables de olivos a la derecha y otro tanto de naranjos a la izquierda. Los arboles perfectamente alineados los mires de donde los mires. A eso hoy se le ha sumado un cielo totalmente gris y el frío. Así que me he conformado con un cochinero de 6 kms. Aprovecharé que al menos aquí el terreno es llano para ir haciendo kms y ya cuando esté de vuelta le daré caña a las piernas que parece quenya se están recolocando.
Os dejo porque ya me estan llamando para comer otra vez

9 comentarios:

  1. Fran....¡¡eres un marciano!!, jajajaja. Un beso campeón.

    ResponderEliminar
  2. Jeje y si a eso le sumas que estamos en fechas carnavaleras ya ni te cuento. Un saludico.

    ResponderEliminar
  3. Jajaja a mi me pasa igual cuando voy al pueblo de mi padre que está en Salamanca, no tiene más de 150 habitantes y los domingos recorro 4 pueblos en un circuito de 20km…jajaja soy la comidilla de los bares a la hora del vermut.
    Estos de Capital son mu raros!!!!

    ResponderEliminar
  4. Menuda aventura tu estancia. Si se extrañan tanto de tu vestimenta de corredor...no habrás hecho un viaje en el tiempo? ;)
    Disfruta de esos entrenos entre olivos y naranjos

    ResponderEliminar
  5. ¿Y lo que animas el pueblo? ¿Y la de conversaciones que generas?
    Ya dice el refrán "pueblo pequeño, infierno grande"

    ResponderEliminar
  6. Dentro de unos años alguien considerará una leyenda urbana el corredor solitario, junto con la niña de la curva y otras tantas que existen en nuestros pueblos.

    ResponderEliminar
  7. Y sobre todo disfruta de las comidas de mama. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Lástima que yo no estaba en condiciones para correr, porque habría sido interesante llegar a tu pueblo corriendo desde el mío :) algún año coincidiremos.

    Llevo 3 años corriendo y no tengo ningún km en la península ......... hay que enmendarlo ....

    PD: Suerte que no eres alérgico al polen de olivo, lo fliparías en medio de esos campos ;)
    PD2: Te estoy imaginando en mitad de la plaza del pueblo esperando a que el Garmin pille los satélites ....... salir a correr y sobre la marcha el murmullo de los paisanos "le dejaron plantao otra vez" :P

    ResponderEliminar
  9. Que maravilla es en general Andalucia y sus gentes, gente muy variopinta y muy alegre y guasona, gente grande, que disfrutes mucho o que lo hayas hecho¡¡¡.

    ResponderEliminar

Comentarios