Seguidores

lunes, 28 de septiembre de 2015

Running free


Con la llegada del otoño, llegan los momentos de coger una buena taza de café, y reconciliarse con el Blog. Siempre se asocia la relación entre que cuando uno no escribe o publica, es resultado de que está lesionado o que no corre. Pero esta vez os he de decir, que no hay nada de eso. 
Tras la participación en la 24h Run, me tomé un merecido descanso. Y con la llegada del verano, apetecía desconectar un poco de planes de entrenamiento y de números y entrenos. La mente me lo pedía. Pese al descanso, he estado saliendo a correr. Lo mínimo para mantener un poco la forma y no dejarse ir. Y que gran diferencia, cuando uno para de entrenar porque le apetece y no porque se lo impida una lesión!!! 
El pasado día 27 de agosto, fui a participar en la Carrera de la Policía Local de Teror. La subida que se hace cada año, desde Tamaraceite hasta Teror. Casi 13 kms de ascenso. Es una carrera que siempre me queda fuera de temporada, y fuera de cualquier plan de entrenamiento que pueda hacer durante el año. Así que voy con lo puesto. No me exijo nada, se que me saldrá la carrera según lo que haya trabajado. 
Es una carrera dura, porque pese a haberla hecho todos los años desde que llegué a la isla, siempre hay alguna subidita que se me olvida, y me doy cuenta de que todavía falta algún cacho más hasta llegar a meta. 
Esta vez iba con dosis de entusiasmo y motivación, y estaba dispuesto a hacer la subida, y luego la bajada. Aunque no esté preparando ninguna Maratón, y sin motivo aparente, me apetecía hacerlo.
Me junté en la salida, con los compis de la blogosfera. Y sucedió algo de lo más inusual. Nos colocamos todos juntos en la salida. (Manuel, Aarón, Lobillo, Pancho y yo). Empezamos a trotar a un ritmo tranquilo. Y más que una carrera eso parecía un entreno entre amigos. 
De esa manera se hacía mucho más amena. Pese a que yo iba con mi mp3 y la música, escuchaba las bromillas que iban soltando algunos de mis compañeros. Al principio me sentía un poco raro con el ritmo que llevabamos. Reconozco que yo hubiese salido algo más lanzado. Pero en este tipo de carreras en ascenso, hay que guardar fuerzas para luego. Y menos mal que no cometí ninguna locura de apretar el ritmo, me hubiesen pillado mis compis haciendo autostop a pocos kms!!
Se fue haciendo de día. Y se empezaban a apreciar los paisajes verdes de la zona. Es una carrera que me chifla, por el recorrido, por el aire puro que se respira y por el buen ambiente que hay en todo momento. Era la primera vez que participaba nuestro compi Pancho, y en un arrebato de entusiasmo se nos fue para adelante. Sólo que quizas lo hizo demasiado pronto, antes de que empezase lo que llaman la parte "chachi-guay" de la carrera, cuando empiezas las cuestas duras de verdad. Así que en breve nos volvimos a juntar los 5, cuando sabiamente Pancho redujo su ritmo. 
Ibamos sumando kms y me extrañaba que nadie más apretase, me preguntaba si ibamos a llegar los 5 juntos, a meta, hubiera sido un subidón. Pero Aarón y Lobillo, que les sobraba gasolina para rato, tanto como que podían pasar unos metros adelante y luego volver más atrás que nosotros, para saludar a gente y luego apretar de nuevo, decidieron alejarse y pisar el turbo. Poco a poco el grupo se fue disolviendo, y nos quedamos Manuel y yo y un poco más atrás Pancho. 
El último km fue durísimo. Como he dicho antes, pese a que es una carrera que conozco, nunca me acuerdo de todas las curvas, y subidas. Y el último trozo se me atraganta un poco. Habían momentos en que Manuel apretaba y tiraba de mí, otros momentos cuando él flaqueaba apretaba yo, y tiraba yo de él. Y así sucesivamente hasta la última curva. Ahí pensé que sacaba los higados, pese a haber llevado un ritmo conservador, esa subida es mortal, aflojé un poco y Manuel me dijo: venga, que ya lo tenemos!!! alcé la vista, y como cada año, es ver el inicio de la calle de adoquines, y entrarme el subidón. Manuel estira su brazo hacia mí, poniendome la mano, y chocamos palmadita!!!! Y decimos, ya lo tenemos!!! hacemos un simulo de sprint, lo que nos permiten nuestras piernas destrozadas sorteando los adoquines. Llegamos a la Basílica del Pino, y Manuel me recuerda, que no pare, que hay que la carrera no finaliza hasta tocar la puerta. Toco la puerta con el tiempo aproximado de 1h 13 min. Igual que mi mejor marca, la del año pasado.
Fin de la carrera, una vez más satisfecho de haber llegado hasta Teror. Entro a saludar a la Virgen del Pino, le doy las gracias por haberme ayudado a subir, y por las peticiones que le hice el año pasado, pidiéndole de nuevo algunas más. 
Como es tradición, uno no ha subido a Teror, si no se ha comido el típico bocadillo de chorizo de Teror. Me cogí el mío, y algunas bebidas para hidratarme. Y tras felicitar a los compañeros e intercambiar impresiones, me dispuse a hacer la bajada. Esta vez, como lobo solitario, a mi ritmo, disfrutando del momento.
Decir que este año me encontré mucho más cómodo que el año pasado a la hora de bajar. Recuerdo que el año pasado tuve que parar un par de veces porque no podía con mis piernas. Y en esta ocasión lo bajé sin hacer ninguna parada. En la bajada me pasó JA Rosales, que iba con sus compañeros y parecían F18 bajando a Tamaraceite!
Desde entonces he salido a entrenar algún día. Pero no tengo carreras a corto ni a largo plazo. Salgo a correr cuando me lo pide el cuerpo. No quiero caer en esa monotonía de que sea cada año igual, ni autoimponerme que quiero mejorar mis marcas, ni correr carreras por correr. 
El año pasado me dije que el 2015 iba a ser El Año. Y así ha sido. Tenía la intuición de que iba a ser un año bueno corriendo, y también me he empeñado a que lo sea. Como resultado he completado mi primera Maratón, y he bajado 6 minutos mi MMP en Media Maratón. Ah! y he corrido mi mejor km a 3'40. Creo que no puedo pedir más. Y lo mejor de todo, es que a pesar todos esos logros, estoy fresco como una lechuga!!!! 
Ha sido un año en el que he aprendido a cambiar cantidad por calidad. Sigo corriendo, y espero a medio plazo volver a Correr una Media Maratón. A la de LPA Night Run no llego. No he entrenado lo suficiente y a parte que estaré de vacaciones, y voy a correr poco. No quiero cometer una salvajada de ir y petar. Así que imagino que la próxima puede que sea la de Vecindario. Mientras tanto seguiré disfrutando de este "flow".

Nos vemos en las carreras!!!!!


2 comentarios:

  1. Bonita entrada Fran!.... Llena de actitud positiva y buenas vibraciones

    Aunque estes relajado sigues en forma y cuanto tengas otro reto seguro q lo revientas!

    ResponderEliminar
  2. Fran da gusto leer estas entradas, te has encontrado en el espacio que te gusta estar y que no es que sea cómodo sino que es el tuyo.

    Disfruta ahora del flow y en su momento de los planes que te llevarán a alcanzar y superar nuevos retos.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar

Comentarios