Seguidores

martes, 27 de enero de 2015

...y me vine arriba!! Gran Canaria Maratón, mi primera Maratón.

Ayer cuando me desperté, me pregunté si lo había soñado. Pero en cuanto ví la medalla de finisher de 42 kms, una sonrisa se dibujó en mi cara. No, no lo había soñado, ya era Maratoniano!!
Hace un año, cuando veía a mis compañeros luchando por conseguir su medalla de Maratoniano, y veía como la gente animaba, y se podía palpar ese buen rollo que hay entre corredores, ese que sólo conocemos los que ponemos un pié delante de otro y sudamos la camiseta mientras el resto no le ven ningún sentido, me pareció algo increible. Veía a los corredores, sufriendo hasta el final, esforzándose al máximo y me decía a mí mismo, que grandes que son!! yo quiero eso en mi vida! Justo en aquel momento, tomé la decisión que en la próxima edición, quería ser protagonista de esa gesta.
Empecé el plan de entrenamiento, hace 4 meses, con la ilusión de conquistar el reto más grande que me haya propuesto a día de hoy. Como suelen decir, en realidad ha sido mucho más duro el prepararla que el hecho de correrla. 
Me embarqué en un plan de 4 días de entrenos semanales. No corría tan frecuente, desde que me dió la locura por empezar a correr, hace 5 años. Tenía muchísimos miedos. Y si no soy capaz? y si me lesiono antes de que llegue la carrera? y si tengo que interrumpir el plan...? La mayor duda de todas, era que me estaba comprometiendo a algo, que no sabía si iba a poder cumplir, en especial por el trabajo. No tengo facilidades para cambiar turnos como en otros trabajos. Y si os digo la verdad, hasta 2 semanas antes de la Maratón, no tenía claro que ese día fuese a tener libre. 
Lo primero que hice antes de todo, y se lo aconsejo a cualquiera que vaya a estrenarse en una Maratón, es cambiar el chip. Tienes que ser positivo, y si ya lo eres, pues tienes que serlo más! Me propuse a mí mismo, que iba a dejar de ser un quejica. Muchas veces esto de los blogs, sirve para hacer introspección, y los demás te devuelven el reflejo de lo que emites. Me di cuenta que quizás en el pasado iba de "tapado" o que no paraba de quejarme, y esa no es la actitud para afrontar un reto como este. No puedes pensar que no vas a poder, antes de empezar.
Comencé el plan con ilusión, pero enseguida, en las primeras semanas llegó el agotamiento. No me recuperaba, trabajando 3 turnos de noche a la semana, con los cambios de horarios, y corriendo 4 días, resultaba agotador. Con el paso de las semanas fui encontrándome más cómodo. Notaba que los esfuerzos tenían sus resultados. A mitad del plan, mejoré 5 minutos mi mejor marca en la Media Maratón del Alcalde Camilo Sánchez. Eso fue un buen chute de adrenalina. Y todo el apoyo que recibía por parte de los bloggers/tuiteros (impagable), me daba todavía más fuerza para seguir. Quien iba a hablar de lesiones? Cada semana era un logro. Pero a medida que se acercaba el día de la verdad, la presión aumentaba. No sabía como sobrellevar esa presión. Me acordaba de mi estreno o semi-estreno en la Media Maratón, y no quería que se generase demasiada expectativa, por si me volvía a dejar llevar por la euforia y salía mal otra vez. 
Sí, ya se que dije que tenía que pensar en positivo, pero cuando uno se lleva un susto como aquel, se te queda la espinita clavada. 
Pero por otra parte, todo apuntaba a que iba a ser un éxito. Cuando uno apuesta de verdad, es cuando tiene resultados grandes. Y esta vez lo estaba apostando. Me nutría de cualquier consejo que me dábais los que frecuentáis este blog, os preguntaba mis dudas por facebook,...y me convertía en una esponja que lo absorvía todo.
El sábado por la tarde las emociones estaban a flor de piel. Me he sentido muy muy arropado por todos, y tanto los compis que ya habían pasado la prueba de fuego, como los que faltan aún por pasarla, no paraban de animarme. Recibía mensajes del tipo: 
@mrobaina: No tengo la más mínima duda de que mañana @FranGFrunner recoge el título de maratoniano.
@alexcorrerias: suerte mañana campeón que sea un rato corto estaremos empujando
@NovatilloTotal: un empujón para @FranGFrunner que mañana debuta en maratón en la GCMaraton. Lo vas a hacer genial #vamos
un sin fin de frases del tipo: 
@AaronSanRo Te lo has currado muchísimo y mañana tendrás el premio.
Son frases que me llegaron mucho, y que hicieron que ya se me escapase alguna lagrimilla. Con tanto apoyo no les podía defraudar. 
Así que el domingo, salí con mi estrategia formada por las siguientes premisas:
- Ser positivo
- Ser conservador hasta el km 35
- Celebrar los kms que iba cumpliendo
- Mirar poco el reloj
- Abrazarme a todas las sensaciones buenas que me aportaba  la carrera, y el ánimo del público. 
- Y el más importante, en cualquier momento de flaqueza, pensar en la meta.


Minutos antes de comenzar la carrera, nos reunimos los de siempre, aunque faltaba la mitad del grupo, ya que el caos de medios de transporte hacia el lugar de la prueba, hizo que la gente llegase justa de tiempo o que incluso llegasen unos minutos tarde. 

Tras la foto de rigor, y calentar un poco me coloco en el cajón de salida. En ese momento no he sido capaz de encontrar a mi hermana, que me dice que está por allí, pero con tanta gente no ha sido posible vernos. Hay tanta gente corriendo, y poco espacio, que a pesar de que han dado el disparo de salida, estamos parados y tardo casi 2 minutos en cruzar el arco de salida. Y de repente, cuando menos lo espero, ahí a un lado está mi cuñado y mi hermana ( mi fan número 1). Siempre está ahí, y la sorpresa hizo que empezase la carrera con una sonrisa. Gracias!
El primer km lo marco en 6 minutos. Pienso que en parte, me va a ayudar a ser conservador, y no alocarmo por el efecto dorsal. Vamos sumando kms, y veo que las sensaciones son buenas. Estoy más que cómodo, y voy corriendo a un ritmo de 5'25-5'30, según lo previsto. Voy bebiendo, y cogiendo siempre en los avituallamientos. En el primero que veo esponjas, aunque voy bien, cojo una. Más vale prevenir. Me mojo la cabeza. 
Los kms van pasando. Las sensaciones se mantienen bien, y nos acercamos a la zona de Triana y Vegueta. Una de las zonas que menos me gusta. Quizás por la parte de adoquines, y porque me trae malos recuerdos de mi estreno en la Media. Piso fuerte, y supero esa zona con éxito. En una de las callejuelas, veo agachado a Aarón haciendo fotos, pero no le ha dado tiempo a hacerme una foto. Más adelante, también veo a Jose Lobillo, también le saludo. 
Me tomo el primer gel en el km 13.Encaramos la Avenida Maritima. Ya hace rato que no veo el reloj, no quiero mirarlo para no agobiarme pensando en cuantos kms quedarán aún. En ese momento, ya sólo pretendo volver a mirar el reloj en el paso de la primera vuelta, que tenía previsto hacer en 1h 55. Así que me limito a disfrutar del panorama, de la gente que anima, como si fuese en turismo. Recuerdo que minutos antes de la carrera, Claudio Matos ha dicho, la primera vuelta es una fiesta y la segunda un calvario. Así que decido que sea una fiesta. Cuando un niño estira la mano, aprovecho para darle una palmadita. 
Cuando me quiero dar cuenta, ya estamos entrando a las Canteras. Llego a la conclusión de que el recorrido es de lo más entretenido, y que no se hace ningún tramo pesado. La zona de las Canteras, se hace más facil, por haber más público y practicamente completamos la primera vuelta. Intento no dejarme llevar por los sprints de los que hacen la Media Maratón, ya que ellos están acabando su carrera. Mantengo el ritmo y me van pasando algunos. Allí veo a  mi amigo Johny, con otro amigo que están esperando para verme pasar y me hacen un vídeo.
 Paso por las Canteras, primera vuelta (foto de Zaplayeras)


Allí está Manuel Robaina, cerca de meta,  sacando fotos y dejándose la garganta para animar. Me dice: ánimo Fran! ya sólo queda una vuelta! pienso: que optimista!! Ahí llega uno de los puntos delicados de la carrera. El mogollón de la Media Maratón van llegando a meta y los valientes nos vamos desviando hacia la derecha, para pasar por detrás del Auditorio Alfredo Kraus. Es un cambio radical. De correr en grupo, te ves ya solo, y eso se acentuará más en los próximos kms. 
 Completando la primera vuelta

He completado la primera vuelta, pero esta vez no he visto a mi hermana. Me pregunto donde se habrá puesto. Cuando enfilo Mesa y Lopez, sorpresa!! ahí está animándome a tope, ha cogido muy buen sitio. Me ayuda a seguir con fuerzas. 
Más adelante, a mi derecha, veo una marquesina con publicidad... Cuando estás predispuesto a que te aparezcan las señales, aparecen. Y en dicha publicidad pone: No llores, vuela! sonrío, parece que estaba puesta ahí para mí.
A medida que van pasando los kms voy notando más la soledad del corredor de larga distancia. No es algo que me asustase mucho, pues he entrenado casi todo el plan solo. Pero claro está, que era la primera vez que iba a hacer 42 kms y no sabía como me iba a afectar. Voy a adelantando a corredores, adelanto a una señora que me sorprende su ritmo, pese a la edad que aparenta. Adelanto también a batman, que venía desde Italia. Y durante los próximos kms, voy manteniendo el ritmo junto a un corredor extranjero. Pero al final, le acabo pasando. Me pregunto si estoy siendo suficiente conservador. Las sensaciones siguen siendo buenas. Y llega la hora de tomar el segundo gel. Me lo iba a tomar en el km 26, pero decido esperar un poco más porque me veo bien, y me espero un km más. 
Más señales. Hay un par de niñas con su madre, que han hecho unas cartulinas en las que han pintado las palabras: Animo, tú puedes! lo leo como si fuese para mí.
Pasamos por el punto donde hay otro speaker antes de entrar a la Avenida Marítima, y veo que algunos cuando pasan, le chocan la mano mientras el habla. Yo no voy a ser menos, toma palmadita! 
Aquí llega uno de los puntos donde tuve un pequeño amago de cansancio. El viento nos está dando de cara, hace frío y ya llevaba tiempo con sensación de querer orinar. En la primera vuelta había visto los baños durante el recorrido, y pensé que si no aguantaba tendría que parar. 
El cansancio va haciéndose notar a medida que pasan los kms, y las ganas de orinar no han desparecido. Ahí empieza mi lucha interior entre parar o no parar. Me da miedo parar, porque voy bien y pienso que si paro, luego las piernas lo notarán. Pero también me da miedo, que si intento aguantar, que me pille en las canteras, y no tenga donde meterme, y lo pase peor. Al final decido, que los baños que vi en la primera vuelta antes de llegar a las canteras, serían mi parada. 
Empieza a llover, la cosa se está poniendo fea. He entrenado estos meses con calor, para que no me pillase el calor del mediodía en la Maratón, y ahora resulta que se pone a llover. Sumando el frío y el viento, se está haciendo duro terminar el tramo de la Avenida Marítima. Paso por el centro comercial del Muelle, y ahí ya me veo algo tocado. Pero no quiero parar. Me concentro en seguir. No se como explicarlo, pero es una sensación de ir muy cansado pero no sabe uno de donde saca fuerzas y sigue corriendo como puede. Intento mantener mucha calma, no obsesionarme, y estar lo más sereno posible, pese a las circunstancias lo voy logrando. 
Hasta el momento no había mirado más el reloj. No quería mirarlo hasta casi llegar a esos baños. Me da por mirar, y sorpresón!! he pasado el muro! estoy ya en el km 37. Decido pararme a orinar, antes de que vaya a peor. En el primer baño me encuentro con un pedazo de regalo, tan grande que se salía del water!!!  y pensé, bufff sólo falta que ahora de ver esto me den ganas de vomitar. Decido salir y meterme en el de al lado. Salgo del baño, y aprovecho para coger una bebida isotónica. Puestos, ya... perder más tiempo, ya da igual. 
Por una parte, me ha servido para despejarme mentalmente. Mi mente me pedía hacer un parón para retomar la carrera con más energía. Pero cuesta un poco retomarla. Me pongo a trotar de nuevo, y al cabo de medio km noto un pinchado en los cuadriceps, muy leve. Me asusto, pero intento no prestarle atención y no agobiarme. 
Quizás ha sido un error pararme al baño. Al menos es lo que dicen mis cuadriceps. Empiezo a notar en los cuadriceps como si me clavasen cuchillos, y veo que no podré seguir corriendo así. Intento esforzarme, y en ese momento recuerdo una frase de Isidro Gelabert, que puso una vez: cuando pienso que no puedo, pienso en la meta. Se que tengo la meta a 4 kms. Pero se que lo más sensato es caminar un poco porque los dolores van en aumento. A parte empiezo a notarme algo aturdido por el cansancio, unas sensaciones raras. Me pongo a caminar y antes de llegar al km 38 me tomo el tercer gel. Pienso que así llegaré fresco en lo que queda de carrera.
Tras caminar 300 metros, me pongo a trotar, veo que no me molesta. Sigo trotando mientras puedo, me estoy empapando con la lluvia. Esto se está haciendo duro. Antes de entrar a las Canteras, oigo algunos que me gritan "ese Fran, ese Fran"... pero no tengo ni idea de quienes son. Gracias! me da fuerzas para afrontar el último tramo. 
En ese momento suena el temazo de Coldplay "sky full of stars". Y me vengo arriba!! ya estoy cerca, sólo queda el tramo de las Canteras, con público, los compis esperando y por supuesto la medalla finisher. Doy mi primer paso en las Canteras, y el mp3 se queda sin batería. Que justo! pero bueno, no me importa, se que los ánimos de la gente me van a llevar hasta la meta. En ese momento me acuerdo de Antonio Navas, que justo antes de empezar la carrera me deseó suerte, y me dijo que me esperaba en Meta. Que grande eres tío!! gracias por todos tus ánimos durante estos meses. 
La gente que me ve entrar en el paseo de las Canteras, se ponen a aplaudirme, en ese punto voy sólo, y cuando oigo lo que me están animando y me dicen: ánimo campeón, que ya lo tienes! está ahí el Auditorio, no aguanto más y me pongo a llorar. Estoy emocionadísimo. En ese preciso instante me doy cuenta, que ya lo tengo hecho, que se que voy a llegar. Joder, jamás me he sentido tan orgulloso de mí, vaya subidón!!!!!! Me seco un poco las lágrimas para ver algo mejor, porque entre las lágrimas y la lluvia, no veía nada.
Más adelante veo a una chica tocando una guitarra pequeña, y cantando, me parece de lo más dulce. Está animandonos a cada uno de los que pasamos. Le alzo mi pulgar como muestra de agradecimiento. En esa parte de las canteras, su voz se oía de lo más fuerte. Gracias!!
 Gracias por tu entusiasmo!!

Vuelvo a pasar delante de mi amigo Johny, y les saludo sonriente. 
Un poco más adelante veo a mi hermana, entusiasmada animándome, felicitándome por lo bien que lo he llevado, me dice que lo he hecho muy bien, y que ya llego. También me dice en ese momento, que Luis y Maria José habían venido de Lanzarote a verme, y que me vieron por León y Castillo, aunque yo iba emparanoyado con la música y no me enteré. Las emociones crecen y crecen... más adelante, me pongo a caminar de nuevo. Las piernas duelen, pero me da igual, se que voy a llegar y que es cuestión de minutos. 
Antes de encarar la última recta, hay una pequeña subidita, y al final de esa subidita hay un señor que anima también a cada uno de los que pasamos por ahí: Muy bien campeón, lo has conseguido, ya está!!! me vuelvo a emocionar. Empiezo a sentir un torbellino de emociones: ganas de llorar, alegría, euforia, creo que puedo volar... me acerco a meta, oigo a Manuel que no se ha movido del sitio, y me sigue sacando más fotos, también le alzo el pulgar mientras saca las fotos, ya lo tengo!!! En las ediciones anteriores, era yo el espectador, el que animaba a mis compañeros, y esta vez, yo era el que estaba en su lugar, y ellos me estaban esperando. 
Alzando el pulgar al llegar a meta


 Acariciando la Gloria!!!
Ya lo tengo, estoy acariciando el arco de meta,... no me lo puedo creer, soy maratoniano!!!! Cruzo el arco emocionado, en 4h 9 min, y hay varios voluntarios colgando medallas, y me la pone el voluntario que había conocido momentos antes de la carrera. Me felicita por mi logro. Mil gracias!!!
Momentos más tarde, veo a Alejandra y Abraham, que están de voluntarios los dos me abrazan y me felicitan por mi primera Maratón. Estoy como en estado de shock. Todo el esfuerzo de estos meses y casi que luego ha sido todo de lo más efímero. Me parece mentira haber logrado ese reto. Tengo la sensación de haber estado corriendo una Media Maratón. Pero me agarro fuerte a la medalla, y saboreo el disfrutar de los resultados de meses de esfuerzo, la recompensa y la gratitud, y mirando la medalla mientras salgo de la zona de avituallamiento, sonrío y me digo a mí mismo:

SOY MARATONIANO!!!!


30 comentarios:

  1. Muchísimas felicidades Fran!!!! Medalla de finisher totalmente merecida, el fantástico trabajo ha dado sus frutos y esas lagrimitas al llegar a meta valen su peso en oro:) Ahora a disfrutar del logro y a pensar el próximo reto!!

    PD: Me alegro mucho que mi frase precarrera te ayudara a disfrutar del gran ambiente de la primera vuelta!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Claudio! Un placer desvirtualizarte! Nos vemos en las carreras!

      Eliminar
  2. Enhorabuena Fran!! Es muy duro llegar a ser maratoniano pero la experiencia es increible. Intenta memorizar todos los momentos que pasaste el domingo porque ya nunca sera igual. Correras mas maratones, pero el primero es pura magia, el primero es sin duda el mas especial. Un fuerte abrazo crack!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto! Primera sólo hay una y fue especial, eso no se olvida jejejeje un abrazo!

      Eliminar
  3. FelicidadesFran!... muy bonita y emotiva la crónica! ... Seguro q sera una dia para recordar toda la vida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pancho! Me gustó verte, hacía que no coincidíamos!

      Eliminar
  4. Enhorabuena Fran, te llevas una experiencia vital que te va a cambiar la vida. ya lo tienes, el veneno no te abandonará jamás. Has entrenado bien y has corrido mejor. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenía mis dudas de si había entrenado lo suficiente, y comondices esto le cambia la vida a uno, gracias!

      Eliminar
  5. Enhorabuena Fran...me ha gustado tanto la crónica que me la he leído dos veces!!! Has cumplido el objetivo después de todo el esfuerzo y ha merecido la pena. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dos veces? Vaya, eso si que es un halago! Muchas gracias Quique, no te pude ver, pero por lo que veo, estás fino, harás un buen Maratón en Sevilla!

      Eliminar
  6. Mi mas cordial enhorabuena Fran, le la has currado como un campeón, ahora toca disfrutar esas sensaciones. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Tomas! Enneso estoy, que casi no me oo creo jejeje

      Eliminar
  7. Enhorabuena Fran! Enhorabuena por la carrera, por superar ese gran reto y convertirte en MARATONIANO, por esa enorme crónica, genial, preciosa y por ser como eres! Felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias David! Esoero verte pronto en las carreras, ya se que vas recuperando, así que ánimo!

      Eliminar
  8. No podías haber tenido mejor debut. Después de lo que sufriste en el primer asalto a la media maratón, dar el salto al maratón completo no ha debido ser nada fácil.

    Eres más duro de lo que crees! Felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido un doble reto en ese sentido. Desde aquel debut, en esta carrera no me había vuelto a enfrentar a los 21kms, le cogí mucho respeto. Y ahora doblar esa distancia en esta misma carrera, ha sido una dosis de confianza importante.
      gracias por tus consejos crack!

      Eliminar
  9. Grande Fran!!! Soy Jorge, el voluntario de antes y después de la carrera y te felicito por el gran logro... Encantado de conocerte y gran crónica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jorge! Eres un crack, un claro ejemplo de voluntariado y altruismo. Felicidades por tu labor!

      Eliminar
  10. Felicidades Fran. Sufriendo y disfrutando, eso es 100% Maratón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miguel! Ahora me tocará a mí disfrutar de vuestras crónicas de Sevilla, con tanto crack junto, prometen!

      Eliminar
  11. Felicidades tio, habra mas seguro, pero como esta ninguna. Un saludico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias tocayo! Seguro, batallas como esta da gusto!

      Eliminar
  12. Vaya¡¡¡,otro maratoniano, felicidades Fran¡¡¡, mira bien la medalla que creo que le falta un trozo, debe ser todo lo que te ha costado llegar a esa meta.
    Un abrazo campeon¡¡¡.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rafa, sí que ha costado, mucho esfuerzo, pero recompensa!

      Eliminar
  13. Fran que grande!!!! MARATONIANO!!!!

    Ahora a disfrutar de todo este trabajo realizado y tomar conciencia de lo que has hecho.

    Un fuerte abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Sí, en ello estamos, asimilando y disfrutando de que sea una realidad!
      un abrazo!

      Eliminar
  14. ENHORABUENA con mayúsculas Fran!!! Ya eres maratoniano, una experiencia inolvidable que sin duda te hará crecer también como persona. Ya ves que el esfuerzo y la disciplina de una preparación tan dura merece la pena. Ahora a buscar nuevos retos que te motiven... Te vienes a la Chicago Marathon? : )

    ResponderEliminar
  15. Enhorabuena, enhorabuena y otra vez, enhorabuena. Me encanta la entrada. Es tan emocionante el primer maratón que leer tu crónica me hace revivir el mío.
    Trabaaste bien todo el plan. Encajaste entrenos aquí y allá y al final has tenido la recompensa.
    Disfrútalo mucho que es ahora lo que toca, y si se te pone una sonrisa tonta cuando veas la medalla, no te preocupes, nos pasa a todos.

    ResponderEliminar
  16. Muy bien Fran!!, ahora a disfrutar de un merecido descanso, un corredor como tú tenía que tener sí o sí esa muesca en su revolver.

    ResponderEliminar
  17. Mas vale tarde que nunca, pero muchas felicidades. ¿Sabes lo que toca a partir de ahora? Pues hacer más maratones. De nuevo felicidades...

    ResponderEliminar

Comentarios